Lado B

Entrevista con Alan Janowski, coordinador y jefe de operadores de Radio Colmena

¿Hace cuánto trabajás en el Club Cultural Matienzo?

Laburo en Radio Colmena desde principios de 2012. Matienzo ya tenía unos cuatro años en ese momento. Estábamos en la casa que quedaba en Matienzo y Cabildo, y teníamos la radio en la terraza, en un cuartito.

La vieja casa en Benjamín Matienzo 2424 (Palermo)

Este espacio parece más una institución.

Claro, eso ayuda un montón. Igual seguimos teniendo que hacer un esfuerzo por profesionalizar más. Porque la idea siempre es ir un escalón más arriba. Esa es la idea de Matienzo, de base: hacer las cosas que te gustan, hacer las cosas con amor, pero hacerlas bien. Muchas veces hay grises, lagunas, donde no sabemos cómo resolver y estamos programando algo de un día para el otro. O uno tiene muchas más tareas de las que le corresponden y termina haciendo alguna mal. Tiene que ver con laburar de esta forma, con esta estructura que está todo el tiempo reelaborándose a sí misma y repensándose. Somos gente que quiere hacer, dentro de todo lo posible, una estructura sana. No nos va tanto el modelo empresa capitalista, como la conocemos.

¿Qué quiere decir para ustedes ser independientes?

Nos preguntamos mucho qué quiere decir independiente, qué quiere decir autogestivo. Yo creo que es una pregunta medio irresuelta. Básicamente, nosotros no les bajamos línea a los programas de qué tienen que hacer. Nuestra línea es la curaduría.

¿Cuál es el criterio que tienen para la curaduría?

Primero que nada, que el programa esté bueno: que haya ritmo en las conversaciones, que esté bien conducido, que la curaduría musical esté buena. No necesariamente de la escena independiente, hablando de lo mismo. Sí, nos caracteriza tener ese material, de esa escena musical, pero hay gente que viene con otra que también está bueno incorporar. En algún momento, a un programa le bajamos línea porque la música era la que escuchás en las fiestas de 15, los Auténticos Decadentes. Muchas veces, sugerimos notas. Ya por estar acá en Matienzo, y estar atentos todos a una agenda más o menos común, se dan cosas de contenido que tienen todas que ver entre sí y que alimentan la identidad de la radio. De pronto, tenemos eventos, fechas en Matienzo, entonces vamos armando diferentes propuestas que son extra-programación. Hacemos algunas transmisiones en exteriores, fuimos al Konex, a la Noche de las librerías. En el Konex hicimos transmisiones de Onda Vaga, Juana Molina, el Festi Hermoso. Tuvimos entrevistas, una mesa de conductores, y entre tema y tema por ahí los músicos se metían.

Radio Colmena en la Ciudad Cultural Konex

¿Cómo hacen las transmisiones en exteriores?

Nosotros llevamos la computadora, la consola, los micrófonos. Nos tiran un cable de internet y transmitimos. Hicimos algo medio híbrido cuando fuimos a Brasil a un encuentro de todo Latinoamérica de organizaciones culturales y activistas. Un día nos prestó un estudio Radio Nacional de Brasil y transmitimos desde ahí. Estuvimos grabando ahí otros tres días más, pero lo editábamos y después lo subíamos. Creo que sigo sin contestar qué nos hace independientes. A ver… Estamos empezando a tener pauta publicitaria, pero no estamos atados a lo que quieran los inversores.

Es económica, entonces, la independencia.

La independencia es económica, sí. La radio maneja su caja, sus decisiones. Es un área de Matienzo, laburamos todos juntos y demás, pero es autónoma. Después, obviamente, salvo que estén diciendo cosas homofóbicas al aire, incitación a la violencia, al odio racial, esas cosas que no están bien, no bajamos línea.

¿Los programas vienen a ustedes? ¿O salen a buscarlos?

Salvo ocasiones muy especiales en las que decimos “che, este programa tendría que venir para acá porque me gusta mucho lo que están haciendo”, en general, casi todos nos mandaron la propuesta a nosotros. Tampoco nos gusta, si ya hay un proyecto en otra radio, robarlo.

Colmena es nacida y crecida en internet. ¿Eso es algo que defienden?

¿No tener antena? Sí, totalmente. Siempre decimos lo mismo: estamos mucho más cerca de que los autos tengan 3G, de que que nosotros tengamos una antena que llegue a un lugar más o menos aceptable. Con el tema de los datos móviles, estamos realmente en cualquier lado. Tener una antena y mantenerla es carísimo, y tener una antena que tenga alcance, mucho más. No tiene sentido para nosotros que nos escuchan en todo el mundo. Cuando estamos haciendo las transmisiones podés ver dónde están escuchando, y nos escuchan en Uruguay, en Colombia, tenemos uno en Canadá que siempre está. Nos han escuchado desde Vietnam, alguien que estaba viajando, pero estaba en Vietnam y nos estaba escuchando. Eso por ahí no es un diferencial ahora de las radios grandes, que todas transmiten también por internet. El tema es cómo nosotros ya pensamos las cosas desde el sonido, que no pasa por los mismos procesos que tiene para mandarlo por una antena, y desde el planteo, que siempre lo estamos reelaborando.

colmena estudio
Estudio de grabación actual de Radio Colmena

¿Cómo es la programación ahora? ¿A qué hora arrancan? ¿Están todo el día “al aire”?

Bueno, este es un año medio raro por el primer y segundo semestre. Toda la gente que hace los programas, los hace de manera autogestionada. Ahora tuvimos muchos cambios de horarios, tenemos que ajustarnos a la realidad y queremos conservar las propuestas que nos gustan. Entonces, empezamos el año con una programación re armadita de 3 de la tarde a 1 de la mañana, de lunes a viernes, impecable. Los sábados, como siempre, de 12 del mediodía a 12 de la noche, y los domingos de 5 de la tarde a 2 de la mañana. Y ahora estamos lunes, miércoles y viernes de 3 a 5. Los martes arrancan a las 7, y se va a sumar un programa a las 5. Se fueron bajando algunos programas porque cerraron ciclos, no solo por la plata. También abrimos la puerta para incorporar nuevos proyectos, que están buenos y renuevan la energía. A la mañana nunca tuvimos, pero durante todo el día hay una selección de música de la radio.

¿Cuál es su idea a futuro?

La pregunta es ¿qué es radio por internet? Hay un problema con el modelo de negocios de la radio online: cómo se puede monetizar. Y por otro lado, la pregunta del formato: ¿estamos reproduciendo lo mismo que hacen en las radios tradicionales pero salimos online? ¿O tenemos algún tipo de propuesta que aproveche la plataforma? Vorterix dice “vamos a transmitir video también”. Para nosotros, transmitir video, no. Creemos que la radio es sonido. Por ahí está bueno hacer VJing o cosas así, que tienen que ver con otro lenguaje, que no sea mostrar concretamente lo que está pasando en el estudio. Nos hacemos preguntas de por dónde va esto, hasta dónde podemos empujar los límites que tenemos ahora, no vemos qué hay atrás. Y por otro lado, cuál es el futuro de este modelo de Colmena. Porque no es el mismo modelo de otra radio donde llaman a los programas, tienen su franja horaria y van a laburar. Acá hay un montón de proyectos en sí, cada programa es un proyecto, con sus redes sociales y su estética, que toma sus decisiones. Cada uno está innovando en nuevas formas de comunicar lo que quiere comunicar. Y cada uno está poniendo mucho esfuerzo en empujar eso. Entonces, la radio no se mueve solo por sí misma, se mueve por cada proyecto. Y más que nada por eso tiene sentido el nombre Colmena: muchas partes laburando por un todo.

Tuvieron bastantes problemas con los vecinos cuando se mudaron a esta nueva casa.

Sí, hay una curva lógica de cuando se abre un centro cultural. Si te ponés a pensar realmente en vivir con ruido, con una cantidad de movimiento al lado de tu casa, es estresante, es normal. Una de las cuestiones por las que se pelea la Ley de centros culturales, es que se puedan abrir lugares de actividad cultural fuera de zonas comerciales, que es un poco lo que choca con eso de “bueno, me fui a vivir a una zona residencial y me abrieron un centro cultural”. Igual acá se puso todo el esfuerzo en aislar e insonorizar el lugar. Sobre todo cuando arrancó que explotaba, venía muchísima más gente de la que se podía alojar y quedaba mucha gente en la calle. Con ese impacto, los vecinos el primer día ya estaban como locos. En esta curva de “abrimos un centro cultural”, primero somos bienvenidos, después hay rechazo, hay demandas, toda esa movida. Pero la cosa es ir construyendo una relación con los vecinos, ir atendiendo cada necesidad que surge y poder convivir bien con el barrio.

musica-matienzo
Recital en el escenario principal de Matienzo

¿Para la mudanza usaron una plataforma de financiamiento colectivo?

Sí, hicimos un Panal de Ideas para el estudio cuando se mudó Matienzo. A pesar de que la radio es autónoma, obviamente nos ayudaron con un montón de cosas, pero no podían poner la plata como para hacer el estudio. Y nosotros tenemos el escenario principal de Matienzo en frente, necesitábamos una buena aislación para poder hacer radio acá. Ya no es el antiguo Matienzo que, por más que no estábamos al lado del escenario, no se manejaban esos volúmenes que se manejan acá, medio Niceto Club. En la terraza teníamos otro ruido, que era la gente que estaba, pero lo soportábamos. Entonces hicimos el Panal de Ideas. Juntamos un montón de plata, que igual no nos alcanzó, pero ayudó mucho.

¿Los sorprendió la cantidad de gente que colaboró?

Nos sorprendió bastante. Nos tiramos a la pileta pensando que, con mucho esfuerzo, podíamos llegar a conseguir que la gente se sume de onda. Y de pronto nos encontramos con que había mucha gente ahí atrás, bancando. Fue muy lindo. Tuvimos algunos hitos así, que nos trajeron devolución de la gente, que nos hicieron muy bien. A veces no te das cuenta. Incluso hay gente que no escucha, pero que sabe que está la radio y que está de acuerdo con que lo hacemos, y que cuando hay momentos clave, aparece. Está buenísimo. Nos pasó también cuando ganamos el Premio Eter a la Mejor Radio Online. Yo le digo a todo el mundo que para mí el premio no significa nada, pero la gente que salió a saludar y a decir las cosas que dijeron de la radio, unos elogios hermosos, todo eso nos llenó un montón. Sigue siendo autogestivo, tratamos de que sea lo más profesional que podamos, lo cual no quiere decir que la energía física no la pongamos nosotros. En algún lugar de ese vaivén tratamos de hacer las cosas lo mejor posible, al aire y en general, de no perder el espíritu de laburo, del proyecto y de que toda la gente que viene a hacer algo, se enriquezca personalmente de estar acá, que se sientan en casa, que quieran vincularse con la gente que tiene ganas de participar. Son un montón de cosas. No solamente el micrófono que se arruina de una semana a la otra y hay que arreglarlo. Ni las marcas que capaz vienen a hacer canjes. Es todo un ecosistema que queremos que crezca.

colmena logo

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s